Principal
  Información nutricional
  Botánica
  Propiedades
  Variedades
   
 
Variedades

 


Para la alimentación humana se usa, generalmente, la llamada cebada dura, que es más rica en proteínas. Para la preparación de la malta en la industria de la cerveza y del whisky, se usa la cebada tierna, que contiene más almidón y menos proteínas.

Las cariópsides (los frutos de la planta) de la cebada son frecuentemente usados en forma no integral, después de sacarles las glumelas externas y el salvado, para obtener una cebada perlada, expuesta también a procesos de blanqueo y de lustre.

La cebada integral o, mejor dicho, mondana es despojada sólo de las glumelas externas, es más rica de propiedades vitales y tiene un gusto notablemente diferente; conserva los valores bionutricionales contenidos en el germen y en los varios estratos del grano, los cuales no tiene la cebada perlada, siendo ésta pobre y desiquilibrada en sus componentes.
En el comercio se encuentra también la cebada descascarillada, un término medio, entre la cebada perlada y la mondana, que es sometida al descascarillado donde se eliminan algunas partes externas de la cáscara, pero se conservan todavía buenas características nutricionales.

Cebada cervecera 1 (Hordeum vulgare)
Cebada cervecera 2 (Hordeum distichon)
Cebada forrajera (Hordeum brachyantherum subsp californicum)
Cebada leporina (Hordeum murinum subsp leporinum)
Cebada salvaje (Hordeum spontaneum)