Principal
  Información nutricional
  Botánica
  Propiedades
  Variedades
   
 
Botánica

 

 

Nombre científico y Familia:
Hordeum vulgare L. POACEAE.

Nombre común:“cebada”

Descripción botánica:
El tallo principal se origina en forma subterránea a partir del punto de crecimiento, el cual, inicialmente se ubica en el lugar de unión del mesocotilo con el coleóptilo, este tallo permanece bajo el suelo, creciendo lentamente hasta alcanzar la superficie; poco antes de que esto ocurra y aún bajo el nivel del suelo, se produce un ligero engrosamiento del primer nudo, hecho que marca el comienzo de la fase de encañado.

Los internudos que están en los tallos van siendo cada vez más largos hacia el ápice de la planta; los nudos en cambio, que son de consistencia sólida, van haciéndose más prominentes en la medida que la planta crece durante el encañado. Los tallos, dependiendo del cultivar presentan entre 6 y 9 entrenudos.
Las hojas son más largas y de color más claro que las del trigo, siendo en general glabras y rara vez pubescentes; su ancho varía entre 5 y 15 mm, Los cultivares primaverales se caracterizan por presentar hojas lisas, y los cultivares invernales por hojas rizadas y más angostas.

Las hojas están compuestas por una vaina, una lámina, dos aurículas y una lígula. La vaina de cada hoja envuelve la sección del tallo ubicada por sobre el nudo a partir del cual se origina; en la unión de la vaina con la lámina se observa un par de aurículas largas y abrazadoras, las cuales son glabras y pueden presentarse pigmentadas por antocianinas; la lígula, por último, es glabra, corta y dentada.

Las hojas, desde un punto de vista morfológico, pueden dividirse en tres grupos:
a)Primera hoja: la lámina es de punta redondeada; con aurículas reducidas y presenta una pequeña vaina

b)Hojas ubicadas entre la primera y la superior: tiene una lámina de mayor crecimiento y terminan en punta aguda.

c)Hoja superior o bandera: en general presenta una lámina pequeña y una vaina mucho más larga que las hojas que la precedan.

Las inflorescencias corresponden a espigas, las cuales se caracterizan por ser compactas y generalmente barbadas. En Hordeum distichon L. Las espigas son largas y delgadas; en Hordeum hexastichon L, son más anchas y de menor longitud. Las flores se agrupan en conjuntos de 2 a 12. Su período vegetativo es de 3 a 5 meses dependiendo de la variedad y zona geográfica.

La espiga, que corresponde a la prolongación del último internudo del tallo, presenta un raquis central que está compuesto por 10 a 30 nudos; su color, en tanto, puede variar desde verde rojizo a negruzco. La espiga está formada por espiguillas, las cuales están dispuestas de a tres en forma alterna a ambos lados del raquis. Si todas las espiguillas se presentan fértiles se originará una espiga de seis hileras (Hordeum hexastichon L.) si por otra parte, sólo resultan fértiles las espiguillas centrales, se originará una espiga de dos hileras (Hordeum distichon L.).
Las espiguillas centrales, que son sésiles, miden generalmente entre 1 y 3 cm de longitud, las espiguillas laterales, en tanto, son sésiles en cebadas de seis hileras y pediceladas de hasta 3 mm de largo en cebadas de dos hileras. Desde la base de cada espiguilla, se originan dos glumas pequeñas, delgadas y puntiagudas, las cuales se ubican en la parte dorsal de la lemma y alcanzan aproximadamente un tercio de la longitud de ésta.
Cada espiguilla contiene un solo antecio, el cual se presenta dispuesto sobre una raquilla. Cada antecio está compuesto por una lemma o glumela inferior, una palea o glumela superior y una flor.

La lemma, que puede ser glabra o pubescente, puede medir entre 3 y 18 cm de longitud. La palea es obtusa, binervada y de apice romo o truncado.
Cada flor, por su parte, tiene tres estambres y un pistilo compuesto por un ovario y un estigma bífido. En la base del pistilo, entre el ovario y la lemma, se encuentran dos lodículas o glumélulas, las cuales se hinchan durante la polinización, ayudando a la apertura de la flor.
Las flores tienen tres estambres y un pistilo de dos estigmas, las flores se abren después de haberse realizado la fecundación, lo que tiene importancia para la conservación de los caracteres de una variedad determinada.
El fruto es un cariópside, con las glumillas adheridas, salvo en el caso de la cebada desnuda, la semilla de cebada es parte de un fruto, en el cual las paredes del ovario (pericarpio) y la cubierta seminal (testa), están estrechamente unidas, siendo inseparables; el fruto, por lo tanto, es de carácter indehiscente.

El cariópside que es además fusiforme, se presenta con la lemma y la palea adosadas, conformando por lo tanto un fruto vestido.
Las espiguillas se encuentran unidas directamente al raquis, dispuestas en forma que se recubren unas a otras. Las glumas son alargadas y agudas en su vértice y las glumillas están adheridas al grano, salvo en la cebada conocida como “desnuda”. Las glumillas se prolongan por medio de una arista.

Las cebadas cultivadas se distinguen por el número de espiguillas que quedan en cada diente del raquis. Si queda solamente la espiguilla intermedia, mientras abortan las laterales, tendremos la cebada de dos carreras (Hordeum distichum); si aborta la espiguilla central, quedando las dos espiguillas laterales, tendremos la cebada de cuatro carreras (Hordeum tetrastichum); si se desarrollan las tres espiguillas tendremos la cebada de seis carreras (Hordeum hexastichum)
La cebada es una planta autógama, en que las flores se abren generalmente después de haber sido fecundadas, sin embargo, puede llegar a producirse hasta un máximo de 2% de fecundación cruzada. La polinización comienza en la parte central de la espiga y prosigue hacia el ápice y la base.

Se estima que un 60% del peso de las raíces se encuentra en los primeros 25 cm del suelo y que las raíces apenas alcanzan 1,20 m de profundidad.
La cebada monocotiledónea anual perteneciente a la familia de las poáceas (gramíneas), está representada por dos especies cultivadas: Hordeum distichon L., que se emplea para la obtención de cerveza y Hordeum hexastichon L. , que se utiliza básicamente como forraje para la alimentación animal, ambas especies pueden agruparse bajo el nombre único de Hordeum vulgare L. spp vulgare.

Ecología y adaptación:
Se desarrolla desde el nivel del mar hasta 4260 msnm. Logra mejor adaptación entre 3000 y 4200 msnm. Necesita suelos con buen drenaje y no tan fértiles.
Prefiere tierras ricas en cal y potasa pero no compactas y clima templado, resiste temperaturas hasta 16°C bajo cero. Es vigorosa y resistente a la sequía, puede cultivarse en suelos marginales; se han seleccionado variedades resistentes a la sal para mejorar su productividad en regiones litorales.